Las mascotas y el orden II

El orden y la organización son herramientas que nos hacen el día a día mucho más fácil y por lo tanto nos vamos a valer de ellas para que la convivencia con  nuestra mascota se desarrolle de forma plena y positiva. También recomiendo 

altas  dosis de paciencia, sobre todo al principio.

Y, por supuesto, cariño, que nos será devuelto con creces por parte de ellos.

Cuando a nuestro hogar llega un cachorro o adoptamos a un perro que ya ha pasado esa etapa, hay un período de aprendizaje y adaptación, en el cual la disciplina y la paciencia serán fundamentales, especialmente en el caso de que el animal haya pasado por experiencias negativas. Con el tiempo vendrá la recompensa. 

¿Qué necesidades de nuestro perro tenemos que cubrir?

Vamos con su alimentación. Seguiremos el consejo de nuestro/a veterinario/a en cuanto al pienso que debe comer y en cuantas tomas.

Estableceremos el horario de sus comidas y una vez haya comido le retiraremos el comedero y lo fregaremos para que esté limpio para la próxima toma. El comedero no debe estar puesto permanentemente y menos con comida, por dos motivos. Primero por una cuestión de disciplina, sólo debe haber comida en el momento de comer y segundo porque podría establecerse alrededor del cacharro una corte de hormigas o algo peor, que no quiero ni nombrar. Lo que sí debemos tener siempre puesto es un bebedero con agua, que iremos renovando varias veces al día. En cuanto al pienso podemos tener un paquete de reserva o si son sacos grandes, cuando veamos que va por el último tercio, repondremos.

Otro tipo de necesidades son las médicas. 

Tendremos que seguir  su calendario de vacunación, que a su vez quedará inscrito en su cartilla. Generalmente cada tres meses habrá que suministrarle una pastilla para combatir los parásitos intestinales y elegir entre pipetas, collares o pastillas para evitar pulgas, garrapatas, etc. Es posible que desde nuestra clínica veterinaria nos manden un mensaje para recordarnos la vacunación, desparasitación, etc, pero yo  recomiendo que en nuestras agendas queden también apuntadas esas fechas.

Nos quedan muchos otros aspectos que tratar acerca de nuestros queridos peludos, más adelante retomaré el tema, pero para la próxima semana vamos a organizar un poquito las fiestas navideñas, de manera que no se acaben convirtiendo en una carrera de fondo.

Publicaciones Similares