El regreso

Las vacaciones van llegando a su fin. Hasta el sol nos lo va anunciando, amanece más tarde y anoche más pronto. Cambia el ciclo y nosotros con él.

Estoy segura que para la gran mayoría este periodo vacacional, para algunos más corto, otros con más suerte, lo han podido estirar más, ha sido la ocasión para disfrutar, desconectar y recargar las baterías.

De vez en cuando, romper los moldes de la vida cotidiana, saltarnos las rutinas es muy recomendable. Sin olvidarnos que estamos viviendo en lo excepcional y que lo de todos los días volverá. Es bueno que vuelva, porque cuando lo extraordinario se convierte en ordinario pierde su encanto.

Además, por muchos otros motivos, no sería bueno vivir en esa anarquía de horarios, dieta…

No cabe duda que el regreso, aunque tenga mucho de positivo, cuesta.

De ahí que muchas personas, llegado este momento, sufran el conocido “sindrome postvacacional”.

Comienza antes de que se acaben las vacaciones. Ese sabor amargo de la cuenta atrás.

Síntomas como cansancio, alteraciones del sueño, falta de motivación son la expresión de la dificultad que nos plantea esa vuelta a la normalidad.

Vamos a recordar algunos de los consejos que nos permitirán que ese proceso de adaptación sea lo menos traumático posible.

Programar el regreso con dos o tres días de antelación para que, sin agobios, podamos deshacer maletas, poner la ropa al día… De esa manera estaremos volviendo, poco a poco, a entrar en las rutinas.

Retomar nuestros hábitos de sueño. La disciplina de los horarios, de la que nos habíamos olvidado, tiene que volver para que nuestra actividad no se vea comprometida por falta de descanso.

Recuperar una dieta saludable para compensar los excesos en las comidas y cenas de estos días de asueto.

Darle la vuelta a los pensamientos negativos, buscando la parte positiva de lo cotidiano, que también la tiene.

No olvidar que el regreso de las vacaciones no significa el fin de lo lúdico. El ocio, en nuestro lugar de residencia con la familia y los amigos de siempre, nos espera.

Publicaciones Similares